Perros de intervenciones asistidas ¿Cómo aprenden? ¿Cómo ayudan en una terapia?

Perros de intervenciones asistidas ¿Cómo aprenden? ¿Cómo ayudan en una terapia?

Preparados en el desarrollo de ciertas capacidades, los perros de intervenciones asistidas son un componente activo en diferentes grupos multidisciplinares de terapia ¿Quieres conocer más sobre ellos?

 

Si en el blog ya hablamos sobre los perros de alerta médica, queríamos cerrar el círculo dedicando este post a aquellos perros que están presentes durante algunos procesos terapéuticos y que trabajan como mediadores para curar o aliviar cualquier síntoma de enfermedad, físico o mental, que pueden padecer algunos pacientes.

 

¿Cómo aprende un perro de terapia?

Los perros de intervenciones asistidas tienen una serie de capacidades que han aprendido durante su proceso de educación y entrenamiento y que, guiados por un profesional, pueden fomentar la mejoría de las personas que reciben las terapias. El perro forma parte de un equipo multidisciplinar de facultativos que, junto a los familiares del paciente, marcan los objetivos a conseguir durante el proceso terapéutico para conseguir una mejoría. Las terapias asistidas con animales siempre son valoradas y documentadas por un grupo de profesionales de la salud.

Mediterranean Natural y Perruneando firman un convenio de colaboración

 

Al igual que con los perros de alerta médica, los perros adiestrados para que formen parte de una terapia siempre recibirán un entrenamiento en positivo, sin castigos físicos, premiando mediante refuerzo positivo (snacks, caricias…) lo que se espera de él y dejando de reforzar lo que no queremos que haga.

Además de una obediencia básica, los perros de intervenciones asistidas han de estar preparados para trabajar en presencia de estímulos que para cualquier perro resultan extraños y fuente de incomodidad e incluso desconfianza, como sillas de ruedas, ruidos, movimientos, etc.

Cualquier perro, independientemente de sexo, raza o edad, puede convertirse en un magnífico perro de terapia y actualmente hay varios ciclos formativos en el mercado para poder adiestrar a nuestro perro como interventor de terapia.

 

Mediterranean Natural y Perruneando firman un convenio de colaboración

 

A nivel legislativo no contamos actualmente con una regulación nacional de las TAA (Terapias Asistidas con Animales) y las diferentes legislaciones a nivel autonómico, todas ellas relacionadas con los animales de compañía, están enfocadas a perros de asistencia pero en su mayor parte no tienen en cuenta el ámbito de actuación de los perros de intervenciones asistidas.

La excepción es la Ley 12/2003, de 10 de abril, de la Comunidad Valenciana, el Decreto 167/2006, del 3 de Noviembre, que desarrolla esta Ley y la Orden del 30 de Mayo del 2007, de la Consejería de Bienestar Social, por la que se aprueba el modelo de solicitud del procedimiento para el reconocimiento de perros de asistencia para personas con discapacidad, así como el contenido mínimo de los proyectos de intervenciones asistidas con animales de compañía.

“El presente Decreto tiene por objetivo el desarrollo normativo de la Ley 12/2003, de 10 de abril, de la Generalitat, sobre Perros de Asistencia para Personas con Discapacidades, resultando el procedimiento para el reconocimiento de perros de asistencia para personas con discapacidad física, psíquica o sensorial, que tengan necesidad o sea recomendable su uso con el fin de favorecer la autonomía personal o servir de apoyo como ayuda terapéutica; así como la acreditación de los titulares de los mismos, el derecho de acceso al entorno” (DOGV núm. 4.479, de 11 de abril).

En cuanto a investigación científica, se han realizado algunos estudios para evaluar la mejora física y emocional como resultado de programas de intervenciones asistidas con perros. Así, los grupos susceptibles de estas mejoras son:

  • Personas internas en una penitenciaría.
  • Personas de la tercera edad.
  • Menores en exclusión social o internos.
  • Mayores o menores con TDAH.
  • Trastorno del espectro autista.
  • Personas con discapacidad intelectual, motora o pluridiscapacidad.

 

Perros de intervenciones asistidas ¿Cómo aprenden? ¿Cómo ayudan en una terapia?

 

¿Cómo es una sesión de terapia con un perro de intervención asistida?

Durante las sesiones de terapia siempre se sigue un protocolo: se saluda al animal/guía canino, se hacen unos ejercicios de calentamiento y después se realizan los ejercicios específicos de la sesión dependiendo del colectivo/paciente con el que se esté trabajando. Por último, se vuelve a la calma y se finaliza la sesión.

El responsable o guía canino siempre estará pendiente del perro, observando sus reacciones, si está cansado, estresado, y vigilando que no haya ningún percance que pueda perjudicar al animal.

 

Perros de intervenciones asistidas ¿Cómo aprenden? ¿Cómo ayudan en una terapia?

 

Pero no solo es importante cuidar al perro durante las sesiones, sino que va mucho más allá. Se siguen rutinas higiénico-sanitarias y veterinarias muy estrictas y es por ello que normalmente cada seis meses se les hacen unos exhaustivos controles para verificar su estado de salud.

Además, hay que velar por los momentos de desconexión y libranza del trabajo ya que, como animales altamente sociales y emocionales que son, deben descansar. Es por ello que los perros de terapia tienen unos horarios y periodos de vacaciones bien definidos.

Las terapias asistidas con perros parecen llegar a donde los tratamientos convencionales no lo hacen, y es gracias a sus buenos resultados que cada vez hay más pacientes que mejoran y se benefician de las intervenciones en las que hay un animal por medio.

 

Perros con Historia
Perros con Historia

Un blog sobre historias de perros y perros en la historia, cultura y agenda muy perruna

Web: https://perrosconhistoria.com/

 

* Este campo es obligatorio
Sin comentarios

Publicar un comentario