Cuidados del perro en invierno

Cuidados del perro en invierno

El invierno trae heladas, lluvia, viento, frío y nieve y debemos cuidar a nuestro perro para que su salud no merme ¡Aquí tienes algunos consejos muy útiles!

 

El invierno es la estación favorita para los que huyen del calor. Sin embargo, puede ser muy duro para muchos de nuestros perros debido a algunos comportamientos que llevamos a cabo inconscientemente, y que repercuten en su salud de forma negativa.

Uno de los comportamientos que más repetimos es el de no tener en cuenta al salir de casa el choque térmico que se crea (pasamos de 23 grados de media en el interior a 3 grados en la calle en días de más frío). ¡Y el perro solo tiene su pelaje como abrigo!

Este es solo un ejemplo de uno de los comportamientos más comunes que como adoptantes llevamos a cabo con nuestros perros, pero hay más que me gustaría enumerar para que los tuvieras en cuenta a partir de ahora.

 

Cuidados del perro en invierno

 

¡Evitemos el choque térmico en invierno!

Quisiera profundizar más en este comportamiento, que como digo, es el que más se repite.

En la cuenca mediterránea las temperaturas suelen ser más suaves que en la vertiente norte del país, donde la humedad, el frío cortante y las bajas temperaturas pueden mermar la salud de nuestro perro.

Pensemos que los perros que viven dentro de casa con nosotros no llevan a cabo las mudas de pelo que sí realizan otros perros que viven, por ejemplo, en su caseta en el jardín.

Estos últimos mudan su pelo soltando parte de su pelaje en verano con la llegada del calor y aumenta el crecimiento y la densidad del mismo cuando se acerca el frío.

Los perros que conviven bajo nuestro mismo techo no llevan a cabo de forma tan notable esta muda de pelo porque tienden a vivir a la misma temperatura más o menos durante todo el año.

Esto provoca que en invierno no desarrollen la cantidad de pelo necesario que les sirva de abrigo. De ahí que, a la hora de salir a la calle a hacer sus cositas, muchos (Uma entre ellos) se escondan para evitar ese choque térmico.

Afortunadamente, Uma tiene el pelo largo, así que una de las medidas que tomamos en invierno es no cortárselo.

En perros con pelo corto no está de más tirar de ropa de abrigo, siempre y cuando para el perro no suponga una situación estresante.

¿En qué puede afectar este choque térmico a su salud? En una bajada de sus defensas que puede acarrear resfriados serios.

Podemos evitar que este choque térmico se produzca:

-Apostando por ropa de abrigo en los días más fríos.

-Poniendo a nuestro perro ropa impermeable en caso de lluvia o humedad muy acusada.

-Saliendo de paseo en las horas del día con mayor temperatura (horas centrales).

-No abusando del paseo por suelos helados, mojados y/o nevados.

 

Cuidados-del-perro-en-invierno-4

 

¿Debemos cortar el pelo a nuestro perro en invierno?

Como bien he comentado anteriormente, debemos dejar de pelar a nuestro perro durante el invierno. Si quieres que tu perro tenga un pelo arreglado, intenta que el corte se realice antes del comienzo del invierno y una vez acabe el mismo.

Mientras tanto, apuesta por un buen cepillado para mantenerlo cuidado y arreglado.

¡Al loro con los baños! No abuses de los baños en invierno porque muchos resfriados se producen en la hora del baño.

En este sentido, el cepillado diario, el uso de toallitas húmedas o champú seco es tu gran aliado hasta que pase el frío invierno.

Y si quieres bañarlo, utiliza bien el secador para quitar cualquier rastro de humedad.

 

Las almohadillas, las grandes olvidadas también en invierno

Se nos olvida siempre que nuestros perros van descalzos.

Aunque las almohadillas tienen una parte callosa que los protege de ciertas superficies, las bajas temperaturas provocan grietas y úlceras en las mismas que debemos prevenir y, en su caso, curar.

La vaselina y los bálsamos son perfectos para cuidar las almohadillas y, en zonas donde las heladas son más acusadas y la nieve está muy presente, no está de más acostumbrar a tu perro a llevar calzado para que sus patas se resientan lo menos posible.

 

Cuidados del perro en invierno

 

Afortunadamente, nosotras vivimos en una isla y el frío no es muy acusado (tan solo podemos contar con los dedos de una mano las noches en las que hemos bajado de 0 grados y, como digo, es de noche) pero la humedad hace que la sensación térmica sea más baja.

Con Uma solemos salir a pasear después de comer, que es cuando la temperatura es más alta y, sí, la tenemos que obligar a salir al jardín a hacer sus cositas a primera y última hora de la noche (la de veces que hemos tenido que sacarla de debajo de la mesa).

Por suerte, su pelaje la protege bien del frío y no tenemos que recurrir a ropa de abrigo. Tampoco es necesario que Uma use calzado para proteger sus almohadillas, pues es raro que nieve en la isla (Uma nunca ha visto nevar) y las heladas, cuando las hay, solo se producen de madrugada.

 

¡El invierno ya está aquí! ¿Qué cuidados lleváis a cabo vosotros con vuestros perros en invierno?

 


El Blog de Uma

Uma, perrita experta ladrona de calcetines, nos cuenta lo que aprende cada día.

Web: http://www.elblogdeuma.com

 

* Este campo es obligatorio
Sin comentarios

Publicar un comentario