Qué es el deslanado en perros y por qué es aconsejable

Qué es el deslanado en perros y por qué es aconsejable

El deslanado es una técnica de peluquería canina que consiste en retirar el subpelo muerto. Es la elección ideal para que nuestro perro no pase calor.

 

Como continuación al post del mes pasado, en el que hablábamos del rapado como una opción errónea y no aconsejable, este mes ofrecemos información sobre el deslanado.

Hay perros que tienen dos capas de pelo (también llamado manto doble): una externa con pelos duros, que le protegen del agua y del sol, y una interna, el subpelo, que son pelos suaves que protegen del frío y del calor.

Los pelos sueltos más grandes que caen al suelo y no se mueven del sitio son el pelo primario, mientras que las bolas de pelo que se forman, que parecen pelusas gigantes, son el subpelo. Y de este último, precisamente, vamos a hablar en este post.

Como bien comentamos, no es nada recomendable rapar a un perro con la excusa de “es que pasa calor”. Es más, al raparle le provocaremos más calor. Pero sí tenemos una alternativa que realmente funciona: el deslanado.

El deslanado es una técnica de peluquería canina profesional que consiste en retirar el subpelo muerto. No es una técnica dolorosa para nuestro perro.
¿Cómo se hace? Mi recomendación profesional y personal es que acudáis a un estilista canino con buena formación que os diga si vuestro perro tiene o no doble manto y que bien lo haga él bien os enseñe a hacerlo correctamente. ¿Por qué? Porque para ello se necesita una herramienta llamada King Coat, que consta de hasta 20 cuchillas (yo utilizo una de 16) y, si no sabes usarlo, es más que probable que le hagas alguna herida en la piel. Eso sin contar que una sesión únicamente de deslanado puede durar 1h o más, dependiendo del tamaño del perro.

 

Qué es el deslanado en perros y por qué es aconsejable

Es recomendable hacerlo en la época de muda y en verano, especialmente. En la época de muda para descargarle a él y para evitar tener que barrer 3 veces al día.

Pero, un momento…¿la muda es el cambio de verano e invierno? No, no necesariamente.

Antiguamente, cuando los perros vivían en la calle, tenían un pelaje de invierno y otro de verano, al igual que los caballos, por ejemplo; Pero este cambio no se produce con la temperatura (como podríamos creer), sino con las horas de luz solar diaria.

Ahora que nuestro perro vive en casa, con una temperatura cálida y agradable, sin cambios bruscos, no sufre mudas tan llamativas como antes. Aún así, en el cambio de hora se observa un aumento en la caída del pelo. Y este es el momento que podemos aprovechar para deslanar. 

No está de más recordar que es nuestro deber y obligación cuidar a nuestros perros lo mejor posible. Su pelaje es para él muy importante y con un simple cepillado regular conseguimos que nuestro perro goce de una buena salud en pelo y piel.

El maltrato no es solo físico, puede ser también en forma de negligencia. No cepillar jamás a un perro como un bichón maltés o un bobtail, por ejemplo, puede suponer un sufrimiento para él, no solo en la sesión de peluquería (que le dolerá bastante y se estresará en exceso) sino el resto del tiempo, incluso cuando trate de dormir o de relajarse.

Imagina, por un momento, que tienes el pelo largo, no solo en la cabeza, por todo el cuerpo. No lo has cepillado ni lavado en 3 meses o más. Sueles jugar y pasear por la hierba seca, esa que tiene espigas; también en el barro que se forma mientras llueve. ¿Ya? Ahora siente que todo el pelo está enredado, con nudos que ya están formados al ras de la piel. Siente como el barro que se ha quedado en tus pies y manos se endurece formando una pasta con tu pelo, una pasta que no se va ni mordiéndola. Siente como tu piel no respira. Te rascas y no vale para nada. Te muerdes y sigue sin calmar el picor, es más, ahora tienes una herida abierta. Pica, molesta y duele. Y no puedes hacer nada.

 

En tu mano está cuidar esto. En tu mano está que tu perro esté bien y feliz. ¿No puedes sacar unos minutos al día para cepillarle? Mientras ves la tele, incluso. Su salud física y mental dependen de ello. Querer a un perro es más que decirlo, es un ser dependiente parte de tu familia. Su vida depende de ti. Quiérele. Pero quiérele bien. 

 

Imágenes de Cuatro Huellas.

 

Cuatro Huellas
Cuatro Huellas

El blog de Irene, Berni y Blu (humana, perro y agapornis). Muy concienciados con el respeto y el amor a los animales.

Web: https://cuatrohuellasblog.com/

 

* Este campo es obligatorio
Sin comentarios

Publicar un comentario

Suscríbete a nuestro Boletín
¡Recibe una vez al mes los mejores contenidos!
Respetamos tu privacidad. Tus datos estarán a salvo y nunca serán compartidos.
Don't miss out. Subscribe today.
×
×
WordPress Popup Plugin