Por qué es bueno hacer agility

Por qué hacer agility. Beneficios

Son muchas las ventajas que la disciplina deportiva del agility puede aportar a tu perro… y también a ti ¡te invitamos a conocerlas!

 

Como vimos en nuestro post “Agility: una forma divertida de hacer deporte con tu perro”, esta práctica consiste en que el perro realice un recorrido de obstáculos en un tiempo que previamente determina un juez y con el menor número de fallos. Para cada obstáculo existen una serie de reglas a cumplir, reguladas por un reglamento internacional.

Muchos son los aficionados que comenzaron la práctica por simple curiosidad y a día de hoy se ha convertido en la actividad favorita con su mascota. ¿Quieres probar tú también?

 

Son muchas las ventajas de este deporte canino:

  • En la práctica, tu perro desarrollará de forma extraordinaria su agilidad: podrás comprobar cómo evoluciona su condición física.
  • La superación de obstáculos supone un estímulo para tu perro, tanto a nivel físico como a nivel mental.
  • Aprenderá a obedecer: tú serás su referencia y esto repercutirá también en su comportamiento en el día a día.
  • Se establecerá un vínculo entre tu perro y tú muy beneficioso para ambos: pronto serás consciente que tú le aportas mucho a tu perro, pero él te aporta a ti mucho más.
  • Tu mascota se relacionará con otros perros, podrá jugar y compartir momentos con sus iguales, ¡y tú también podrás relacionarte! compartirás experiencias, intereses e inquietudes y disfrutarás tanto o más que tu compañero sabueso.

 

En el vídeo, Manuel Torres, Adiestrador Canino en Ngorong Ngorong, te enseña por qué practicar agility.

 

En todo caso, hay algo que tendrás que tener siempre presente: “la paciencia es la madre de todas las ciencias”.

Es imposible ver resultados a las primeras de cambio; es muy probable que, al comenzar la práctica, tu perro no la vea tan atractiva como esperabas, pues desconoce la forma correcta de superar los obstáculos y qué esperas de él.

Además, en el día a día, como nos ocurre a nosotros mismos, tu perro disfrutará de jornadas placenteras y con buenos resultados, pero en otras los resultados no serán los esperados y  podrá sentirse desilusionado, incluso frustrado. Este es el momento en que debes mostrarle tu apoyo: estás junto a él ocurra lo que ocurra. Valora su esfuerzo.

 

Imagen destacada: Jerry Kirkhart

 

* Este campo es obligatorio
Sin comentarios

Publicar un comentario

Suscríbete a nuestro Boletín
¡Recibe una vez al mes los mejores contenidos!
Respetamos tu privacidad. Tus datos estarán a salvo y nunca serán compartidos.
Don't miss out. Subscribe today.
×
×
WordPress Popup Plugin