Cómo empezar a enseñar trucos fáciles a mi perro

Cómo empezar a enseñar trucos fáciles a mi perro

Tanto si tenemos un perro mayor como si es un cachorro, enseñarle trucos nos prepara como adiestradores y ayuda al perro a aprender cómo seguir unas pautas.

 

La principal ventaja de enseñar pequeños trucos a nuestro perro es que aprendemos más sobre su comportamiento, su personalidad y sobre qué cosas le motivan.

Algunos trucos sencillos serían: dame la pata, chócala, túmbate, haz una reverencia, rueda, gira…

 

Cómo empezar a enseñar trucos fáciles a mi perro

 

Para cualquier persona que no es un adiestrador profesional la primera dificultad que se presenta si quiere educar y adiestrar a su perro en determinadas conductas es por dónde empezar y cómo.

Es difícil aprender cómo adiestrar al mismo tiempo que queremos enseñar a nuestro perro, pero no imposible.

Enseñando trucos a nuestro perro aprenderemos a descomponer las tareas en pequeñas partes y a ser pacientes y constantes: la enseñanza requiere de mucha repetición.

 

Cómo empezar a enseñar trucos fáciles a mi perro

 

Al enseñar a nuestra mascota evaluaremos cuánta información necesita para realizar una tarea y, en función de ello, organizaremos las sesiones.

Antes de comenzar a enseñarle el truco es importante que planeemos por escrito todos los pasos que vamos a seguir y que elijamos la recompensa que le vamos a ofrecer (funcionan muy bien los premios semi húmedos de alta palatabilidad) y en qué momento hacerlo (preferiblemente cuando esté relajado y receptivo para aprender).

 

Cómo empezar a enseñar trucos fáciles a mi perro

 

En una libreta registraremos cada una de las sesiones de entrenamiento y nos aseguraremos que nuestro plan es lo suficientemente flexible como para adaptarse a las necesidades de aprendizaje de nuestro perro.

Calcularemos el tiempo de las sesiones (más breves al principio, no superiores a 5 minutos).

Una vez comencemos la sesión, iremos premiando a nuestro perro conforme repita aquello que le pedimos e iremos añadiendo dificultad a medida que lo va superando hasta que consiga reproducir el truco que queremos enseñarle.

 

Cómo empezar a enseñar trucos fáciles a mi perro

 

Si en un momento dado observamos que nuestra mascota se bloquea y no avanza como esperábamos, evaluaremos si se encuentra cansado, en ese caso descansaremos y continuaremos en la siguiente sesión; si se trata de un problema de planteamiento o bien que no entiende toda la información que pretendemos darle, entonces retrocederemos a un punto anterior que ya tenga dominado y avanzaremos más despacio.

La actitud del perro va a ser el mejor medidor del que podemos servirnos para saber  si nuestra tarea de adiestramiento va por el camino que debería y de si realmente estamos enseñándole como lo haría un buen adiestrador.

De ahí la importancia de comenzar las tareas de adiestramiento con pequeños trucos: nuestro perro estará predispuesto a aprender y nosotros aprenderemos a ser más eficientes en la labor de adiestramiento.

Mira los trucos que Uma ha conseguido aprender poco a poco:

 


¿Ha aprendido tu perro pequeños trucos en casa? ¡Cuéntanos cómo le enseñaste! ¿Te fue muy complicado hacerlo?

 

Imágenes: USAG-Humphreys, Found Animals Foundation, Kameraschwein, cheryl y OtherBox.

 

* Este campo es obligatorio
Sin comentarios

Publicar un comentario

Suscríbete a nuestro Boletín
¡Recibe una vez al mes los mejores contenidos!
Respetamos tu privacidad. Tus datos estarán a salvo y nunca serán compartidos.
Don't miss out. Subscribe today.
×
×
WordPress Popup Plugin