Guía completa de las razas de perros: Husky Siberiano

Guía completa de las razas de perros: Husky Siberiano

Con un carácter amigable, dócil y extrovertido, el Husky Siberiano procede de Siberia, noroeste del continente asiático.

 

La FCI (Fédération Cynologique Internationale) clasifica al Husky Siberiano en el grupo 5 (Perros tipo Spitz y tipo primitivo), sección 1 (Perros nórdicos de trineo).

El Husky Siberiano es una raza que se remonta a muchos años de antigüedad, exactamente en poblados de Siberia.

Se le conoce también como Perro siberiano, Husky del Ártico, Chukchi Siberiano o Chuchi, entre otros.

Su denominación como Chukchi proviene del nombre de una tribu local de la región de Yakutsk que crió y originó la raza.

 

La tarea de estos perros era vital en aquel entonces, pues acompañaban a los cazadores, encontrando las piezas con facilidad gracias a su gran olfato y trasportándolas durante kilómetros a gran velocidad.

Así, el Huski Siberiano era entrenado para recorrer largas distancias. Las tribus requerían a estos magníficos perros para transportar alimento y para comercializar entre tribus.

Los Chukchis tenían por costumbre castrar a todos los perros, excepto a los mejores (los líderes). De esta forma fueron mejorando genéticamente la raza.

Además, cuando el Husky Siberiano no trabajaba, quedaba al cuidado de mujeres y pasaban el tiempo junto a los niños de la tribu, lo que les moldeó también en un carácter amigable, familiar y en absoluto agresivo.

 

Su alta resistencia y fondo físico fue razón suficiente para hacer de esta raza un perro de carga de trineos. Aún así, eran capaces de reservar la energía suficiente para mantenerse calientes en las bajas temperaturas donde habitaban.

Ya instalado en EEUU, el Husky Siberiano fue figura clave como perro de busca y rescate en el Círculo Ártico para el ejército americano durante la Segunda Guerra Mundial. Antes, cuando en 1925 la ciudad de Nome (Alaska) sufrió una terrible epidemia de difteria, varios equipos de Huskies transportaron suero y salvaron muchísimas vidas. Este último logro despertó tanta admiración, que un equipo de estos Huskies hizo una gira por EEUU y hoy puede admirarse una estatua erigida en honor de uno de ellos (el famoso Balto) en el Central Park de Nueva York.

 

Guía completa de las razas de perros: Husky Siberiano

El Husky Siberiano fue reconocido oficialmente como raza en 1930.

Son perros muy inteligentes y necesitan un entrenamiento firme pero amable desde que son cachorros.

Desde sus orígenes, el Husky Siberiano ha sido un perro muy activo, aunque en la actualidad son perros de compañía, que pasan más tiempo en casa. Por esta razón, es aconsejable realizar paseos largos con ellos para quemar energías. Hay que tener en cuenta que tienden fácilmente a engordar.

 

El Husky Siberiano es sociable, se lleva bien con otros perros y son fieles a sus compañeros de vida.

Son una raza muy fácil de identificar debido a su aspecto nórdico parecido al lobo y la expresión de su cara vivaz, amable y traviesa.

En cuanto a su fisonomía, tiene una cabeza de tamaño mediana que va en proporción con su cuerpo.

La nariz en perros grises, leonados o negros suele ser negra, en los cobrizos suele ser de color hígado y en los blancos de color carne.

Los ojos de esta raza son almendrados y están ligeramente separados. Su color puede ser azul u otros, llegando incluso a tener los ojos de diferente color cada uno o bien un ojo heterócromo. Sus orejas son medianas en forma triangular.

 

En cuanto al cuerpo, nos encontramos con un animal de espalda recta y fuerte, de longitud media y una cola cubierta de pelo que habitualmente cuando el perro está expectante, la coloca sobre la espalda en forma curvada.

De pelo largo, suave y denso. Ese pelaje hace pensar que el perro debe vivir en zonas frías, sin embargo, esta raza se adapta con mucha facilidad al entorno, haciendo posible su vida en zonas más cálidas.

El peso en las hembras está entre los 20 y los 25 kg y en los machos entre los 25 y 35 kg. La altura de las hembras en torno a los 53 cm y la de los machos en torno a los 58 cm. Su longevidad media es de 11-13 años.

No son propensos a sufrir enfermedades. Sin embargo, tienden a tener dermatitis reactiva al zinc.

En cuanto a sus cuidados, necesita de cepillado regular por su denso pelaje.

 

¿Cuántos de vosotros disfrutáis de la compañía de un Husky Siberiano en casa? ¡Comparte con nosotros aspectos característicos de la personalidad de esta raza!

 

* Este campo es obligatorio
Sin comentarios

Publicar un comentario