Agresividad en el juego: Mi gato me muerde manos y pies

Agresividad en el juego: mi gato me muerde manos y pies

¿Tu gato te ataca? ¿Te muerde las manos y los pies? Te explicamos por qué lo hace y cómo evitarlo.

 

Que un gato muerda a sus humanos las manos y los pies es un problema muy habitual y una de las principales consultas que llegan a los etólogos felinos cada día.

A causa de esta conducta felina, muchas familias llegan a pensar que su gato es malo e incluso le tienen miedo, pero en gran parte de los casos esta agresividad viene por una incorrecta forma de jugar con ellos que deriva en lo que denominamos agresividad por juego.

 

Agresividad en el juego: mi gato me muerde manos y pies

¿Qué hacer si nuestro gato nos ataca?

Mi recomendación ante cualquier problema de comportamiento de nuestro gato es que primero pasemos por el veterinario a una revisión para comprobar que todo está bien. Una vez descartadas causas físicas, es momento de analizar por qué lo hace.

Lo primero que debemos analizar es cuándo ha empezado este comportamiento. Normalmente cuando se trata de agresividad por juego se da en gatos que han llegado a casa siendo jóvenes y que empezaron a jugar con pies y manos de forma suave pero, al crecer, la intensidad del juego aumenta y no saben controlarse.

Es importante que controlemos cómo se producen los ataques: qué estábamos haciendo nosotros y qué estaba haciendo nuestro gato antes de producirse. Cuando se trata de agresividad por juego, el gato suele acechar por las esquinas (escondido en un rincón) saliendo a la caza de nuestras piernas cuando pasamos cerca.

 

Agresividad en el juego: mi gato me muerde manos y pies

¿Qué causa la agresividad por juego en gatos?

Este problema (como ya hemos comentado) es muy habitual en gatos que llegaron a casa jóvenes, sobre todo en aquellos que se separaron demasiado pronto de la camada. Cuando crecen con sus hermanos y su madre aprenden a jugar controlando la mordida y la intensidad de los ataques. Sin embargo, la ausencia de otros animales que les indiquen cuándo están ejerciendo una fuerza desproporcionada, puede hacer que el juego sea demasiado brusco.

Cuando llegan a casa y son tan monos tendemos a jugar con ellos con manos o pies y nos hacen mucha gracia esos pequeños ataques pero, como no están aprendiendo a controlarlos, cuando crezcan seguirán jugando de la misma forma solo que con más fuerza, por lo que pueden hacernos daño.

 

Agresividad en el juego: mi gato me muerde manos y pies
¿Cómo podemos evitar que nuestro gato nos muerda manos y pies?

Lo ideal es que el gato esté con su camada al menos hasta los dos o tres meses, pero eso en muchos casos no es posible porque se trata de animales abandonados y las protectoras no pueden hacer frente a todos los que van llegando.

Es importante que al jugar con nuestro gato NUNCA lo hagamos directamente con manos y pies, sino que utilicemos cañas, ratones y otros juguetes cuando interactuemos con él. Puede parecer una tontería pero esto es esencial sobre todo cuando son jóvenes. Si nos acecha o nos persigue utilizaremos alguno de esos juguetes para desviar su atención y que el juego se centre en ellos.

Si no nos damos cuenta y llega a atacar nuestros pies o manos no lo cogeremos o apartaremos porque él se lo tomará como parte del juego, debemos ignorarlo para no fomentar esa conducta.

 

Agresividad en el juego: mi gato me muerde manos y pies

¿Qué hacemos si nuestro gato ya tiene la costumbre de morder manos y pies?

Aunque es mucho más sencillo prevenir la conducta de agresividad en el juego, si nuestro gato ya tiene esa costumbre debemos ir poco a poco retirándola y enseñándole a controlar el juego para que no sea tan brusco.

Para conseguirlo es esencial la anticipación: debemos estar muy pendientes para adelantarnos a los ataques de nuestro gato.

Si nos está acechando desviaremos su atención a otro juguete antes de que nos ataque y si no tenemos nada a mano podemos hacer un ruido o llamarlo para comer.

Si llega a atacarnos no lo apartaremos ni reñiremos, sino que lo ignoraremos para que no se lo tome como parte del juego.

 

Agresividad en el juego: mi gato me muerde manos y pies

 

En ocasiones los ataques son tan fuertes que no parece un juego. Si tienes dudas sobre la razón por la que tu gato te muerde o te ataca y la revisión veterinaria indica que está sano, lo ideal es que acudas a un etólogo que analice tu caso concreto y te de un diagnóstico exacto y unas pautas de actuación.

 

¿Tu gato te muerde pies y manos? ¿Crees que puede tratarse de agresividad en el juego? Si has conseguido extinguir la conducta, cuéntanos cómo lo has conseguido ¡Seguro que muchos de nuestros seguidores te lo agradecerán!

 

Lucca la Loca
Lucca la Loca

Espacio gatuno y perruno en el que Lucca, Zelda y Link comparten aventuras.

Web: http://www.luccalaloca.es

 

* Este campo es obligatorio
Sin comentarios

Publicar un comentario