5 trucos que puedes enseñar a tu gato ¡Descúbrelos!

5 trucos que puedes enseñar a tu gato ¡Descúbrelos!

Pese a que suele atribuirse a los perros la capacidad de aprender habilidades como sentarse o dar la pata, algunos trucos podemos practicarlos también con nuestros gatos.

 

Es posible que debamos tener más paciencia que con un perro y esperar al momento adecuado, pero practicar cosas juntos es una actividad muy buena para mejorar el vínculo con tu gato reduciendo así sus niveles de estrés y evitando problemas de comportamiento.

 

¿Qué debemos tener en cuenta antes de practicar?

Esta actividad es un momento de diversión, por lo que debemos tomárnoslo con paciencia y nunca obligar al gato a  hacer algo que no le gusta o le resulta incómodo. Tampoco interrumpiremos su descanso, sino que aprovecharemos los ratos de juego para practicar.

 

5 trucos que puedes enseñar a tu gato ¡Descúbrelos!

 

Las sesiones no deben ser muy largas o nuestro gato se aburrirá y debemos tener paciencia si no hace lo que le pedimos, lo esencial es pasar tiempo juntos.

Al igual que ocurre con los perros, unos gatos serán más receptivos y les gustará practicar mientras que otros pasarán olímpicamente. También puede ocurrir que al principio no entiendan muy bien qué pretendes y por qué no les das la chuche, entonces podemos hacer unos juegos de olfato previos para que se relaje.

Siempre hay que tener en cuenta que la señal verbal que usemos para asociarla a la acción, por ejemplo “siéntate´´ o “sit´´, sea corta y evitar que dos señales se parezcan entre sí.

 

¿Qué trucos podemos enseñarle?

 

Truco 1: Sentarse

Este es el más básico y para enseñárselo solo necesitamos paciencia. Nuestro gato ya sabe sentarse (de hecho lo hace continuamente) y solamente necesita asociar una señal a esa acción.

Cogeremos premios que le gusten a nuestro gato, esperaremos a que se siente y entonces le premiaremos. Él irá entendiendo poco a poco que cuando se sienta recibe premio.

Entonces añadiremos la señal verbal antes de que se siente y de esta forma la asociará a la acción.

Podemos también colocar la chuche en el morro del gato e ir echándola hacia atrás (como haríamos para enseñar a un perro) y premiar si se sienta. El problema en el caso del gato es que (al menos los míos) se ponen a dos patas intentando robar la chuche en lugar de sentarse.

 

5 trucos que puedes enseñar a tu gato ¡Descúbrelos!

 

Truco 2: Saltar

Cuando nuestro gato vea las chuches es probable que intente conseguirlas. Entonces buscaremos un lugar donde pueda saltar de una superficie a otra y le incitaremos a hacerlo enseñándole la chuche y diciendo la señal verbal que escojamos. Iremos repitiendo esto varias veces para que nuestro gato lo asocie con el salto.

 

5 trucos que puedes enseñar a tu gato ¡Descúbrelos!

 

Truco 3: Dar la pata

Para enseñar esta habilidad tenemos dos opciones:

1.- Muchos gatos, de forma espontánea, intentarán coger la chuche con una patita si se la enseñamos en nuestra mano. Podemos aprovechar este momento para decir la señal justo antes de que lo haga y premiarle.

2.- Otra forma es coger suavemente su pata a la vez que decimos la señal verbal y premiarle. Los gatos son muy especiales y a algunos no les gusta que les toquen las patas, por ello debemos tener en cuenta que si nuestro gato se pone nervioso al cogerle la patita es mejor no intentarlo de esta forma.

 

5 trucos que puedes enseñar a tu gato ¡Descúbrelos!

 

Truco 4: Girar sobre sí mismo

Cogeremos la cuche y la pondremos delante del morro de nuestro gato y cuando vaya hacia ella la iremos girando de tal forma que el gato gire sobre sí mismo. Iremos repitiendo esta acción siempre hacia el mismo lado hasta que él ya sepa lo que le estamos pidiendo y lo valla haciendo casi sin guiarle.

Introduciremos la señal verbal justo antes de empezar a dar la vuelta y la repetiremos varias veces. Una vez que la vaya identificando, podemos ir subiendo la mano de tal forma que ya no roce con su hocico sino que se vaya distanciando hasta que finalmente no sea necesario guiarlo.

 

Truco 5: Acudir a la llamada

Lo primero de todo es decidir qué señal vamos a utilizar para que esta sea siempre la misma. A continuación, haremos la señal y mostraremos la chuche a nuestro gato. Cuando llegue al lugar donde nos encontramos, lo premiaremos.

En las primeras repeticiones podemos utilizar también un sonido que le atraiga, como el de un juguete por ejemplo, y posteriormente lo iremos retirando para dejar solo la señal verbal.

 

5 trucos que puedes enseñar a tu gato ¡Descúbrelos!

 

La clave está en la paciencia y la constancia

Puede que a tu gato le cueste mucho tiempo aprender cada truco pero, como ya hemos comentado, lo esencial es pasar un buen rato juntos. Además, la clave del éxito tanto con perros como con gatos es la constancia: es mejor pasar 10 minutos al día todos los días que una hora una vez al mes.

 

¿Has enseñado algún truco a tu gato o te animas a probar uno de los que te hemos contado? ¡Te animo a subirlo a redes sociales y etiquetarnos para que podamos verlo!

 

Lucca la Loca
Lucca la Loca

Espacio gatuno y perruno en el que Lucca, Zelda y Link comparten aventuras.

Web: http://www.luccalaloca.es

 

* Este campo es obligatorio
Sin comentarios

Publicar un comentario