El perro, presente en los mayores hitos de la historia de la humanidad

El perro, presente en los mayores hitos de la historia de la humanidad

Desde el Paleolítico a la actualidad, el perro ha acompañado al hombre en los momentos más importantes de su historia ¿Quieres conocer cómo ha sido nuestra relación con ellos?

 

Cuando hablamos del mejor amigo del hombre siempre pensamos en el perro.

Si estás leyendo este artículo junto a tu perro, quizá lo veas jugueteando, descansando o llamando tu atención y es posible que pienses que siempre fue así nuestra relación con ellos; nada más lejos de la realidad.

Nuestra relación con el perro se remonta a los albores del tiempo y desde entonces ha evolucionado junto a nosotros, estando presente en los momentos más importantes de nuestra historia.

Si hablamos de prehistoria, la corriente más aceptada indica que el perro desciende del lobo gris y que fue en el Paleolítico cuando se produjo su domesticación. Como puedes imaginar, nuestra relación viene de largo.

Hay dos teorías en torno al proceso de domesticación. Una de ellas propone que algunos cazadores atraparan a un grupo de cachorros, previa visualización de sus habilidades para la caza. La otra, mucho más aceptada, indica que éstos cánidos, en su comportamiento carroñero, se acercaran en demasía a los asentamientos humanos con el ánimo de robar cualquier tipo de alimento; así la domesticación del perro fue mucho más fácil.

 

El perro, presente en los mayores hitos de la historia de la humanidad

 

Si pensamos en el Antiguo Egipto, imaginamos pirámides, faraones, momias, pero también animales.

En la cultura egipcia, en sus panteones, la mitología está basada en personajes híbridos mitad seres humanos mitad individuos del reino animal (la cronología de las catacumbas abarca un gran periodo comprendido entre el 747 a. C. y el 30 d. C.).

El perro tuvo en Egipto un papel muy importante. Como ejemplo podemos tomar una de las catacumbas encontradas en Saqqara, que guardan en su interior unas 8.000 momias de cánidos (no solo perros, sino también chacales, hienas y zorros).

Los perros eran utilizados como exvotos y ofrendas ante el dios Anubis. Así, eran presentados por un gran número de peregrinos de distintas clases sociales, que los utilizaban como medio para comunicarse con los dioses.

 

El-perro-presente-en-los-mayores-hitos-de-la-historia-de-la-humanidad-6

 

Si nos adelantamos un poco más en la historia y nos situamos en el 12 de octubre de 1492, ya sabemos que Rodrigo de Triana gritaba “¡Tierra!” desde lo alto de La Pinta y un nuevo mundo se abría para occidente: América había sido descubierta.

En su conquista (y también masacre del continente americano) los perros tuvieron mucho que ver. Podencos, sabuesos y alanos fueron introducidos en el segundo viaje de Cristobal Colón en 1493.

A diferencia de los perros nativos hallados, éstos fueron llevados por su versatilidad y sobre todo por su capacidad de amedrentar, matar y despedazar amerindios en la batalla.

Con el tiempo, y tras haberse multiplicado, se hicieron muy importantes en aquellos enclaves estratégicos donde los caballos no podían acceder debido a la espesura de la selva.

A destacar el atuendo con el que se les proveía al entrar en batalla: carlancas en el cuello, petrales con pinchos y escaupiles de algodón a modo de armadura.

 

El-perro-presente-en-los-mayores-hitos-de-la-historia-de-la-humanidad-1

 

Pero el descubrimiento de América no es la única aventura en la que el perro ha acompañado al hombre, sino que han explorado con nosotros otros continentes y juntos intentamos conquistar cielo y Universo.

Titina, una perrita mestiza, fue la primera que, junto al piloto militar italiano Umberto Nobile, viajó desde Roma al Polo Norte sobre un dirigible en 1926. Amundsen, el explorador y aventurero noruego, consiguió llegar al Polo Sur el 15 de diciembre de 1910 junto a 93 perros de raza groenlandesa. Laika fue enviada al espacio el 3 de noviembre de 1947 en el “Sputnik II” y Rupee fue el primer perro en ascender al Everest en 2013 junto con la golfista Joanne Lefson. Pero estos son solo algunos de muchos más ejemplos.

 

El-perro-presente-en-los-mayores-hitos-de-la-historia-de-la-humanidad-3

 

Ya en la II Guerra Mundial, cuando EEUU entró en guerra tras el ataque de la armada japonesa a Pearl Harbor en diciembre de 1941, se inició un programa de adiestramiento canino para introducir perros en la batalla.

El 13 de marzo de 1942 se creó un programa bajo el nompre “Cuerpo K9” y cuyo epicentro se estableció en Front Royal con 200 participantes caninos en su inicio.

Pero no sólo el bando aliado utilizó a los perros como arma en la contienda. El bando nazi los usó como centinelas, mensajeros, como perros bomba, como enfermeros para llevar medicinas…. y sobre todo como animales de compañía para los soldados que se encontraban en las trincheras.

National Geographic publicó un documental llamado “Los animales en la II Guerra Mundial”, que aunque duro, es muy recomendable visualizar para entender su papel en esta guerra.

 

El perro, presente en los mayores hitos de la historia de la humanidad

 

Hasta aquí una pequeña muestra de cómo el perro nos ha acompañado en los mayores episodios de la historia de la humanidad. Quedan otros muchos momentos que contar y así lo haremos en próximos artículos.

 

Perros con Historia
Perros con Historia

Un blog sobre historias de perros y perros en la historia, cultura y agenda muy perruna

Web: https://perrosconhistoria.com/

 

* Este campo es obligatorio
Sin comentarios

Publicar un comentario