Protege a tu perro del sol en verano: su salud lo agradecerá

Protege a tu perro del sol en verano: su salud lo agradecerá

Si hay alguien que realmente sufre en verano, ese es el perro. Altas temperaturas y rayos solares pueden mermar su salud, por ello debemos protegerlo.

 

Las altas temperaturas, su pelaje, tener que andar “descalzo” sobre superficies ardientes… hacen que el verano se convierta en la estación que menos gusta a nuestros peludos.

Muchos de nosotros sabemos las consecuencias que pueden tener las altas temperaturas para la salud de nuestro perro, sin embargo, ignoramos el daño que los rayos del sol pueden provocarle.

Nosotros nos cuidamos con cremas protectoras, con gorros, sombreros o gafas de sol pero, ¿y ellos? ¿Realmente tomamos las medidas necesarias para evitar que los rayos de sol mermen su salud?

 

Protege a tu perro del sol en verano: su salud lo agradecerá

 

Pues, por si acaso, te voy a listar algunas cosas que debes tener en cuenta para evitar que los rayos del sol hagan mella en tu perro:

1.- El primer punto y el más importante es, en efecto, evitar en la medida de lo posible el sol. Debemos intentar salir con nuestro perro a la calle a primera hora de la mañana o última de la tarde, cuando los rayos del sol no nos afectan directamente, para realizar el paseo o la actividad física diaria.

2.- No rapes o cortes el pelo del perro demasiado. Existe la falsa creencia de que si rapamos o dejamos el pelo del perro muy corto éste estará más fresquito, y no es verdad. El pelo del perro no solo le protege de las altas temperaturas, sino que evita que los rayos del sol impacten sobre su piel.

 

Protege-a-tu-perro-del-sol-en-verano-su-salud-lo-agradecera-2

 

Por tanto, si te planteas cortar el pelo de tu perro, hazlo siempre bajo el asesoramiento de un profesional y dejando como mínimo un dedo de largo. Recurre al deslanado y no al rapado si tu perro tiene manto doble y presta especial atención a razas de pelo muy corto como el Weimaranner o perros de pelo blanco como los Bulldogs.

3.- Si no podemos evitar salir cuando el sol luce con todas sus fuerzas, adquiere una crema protectora para tu perro (específica para perros, no se te ocurra utilizar tu crema protectora solar porque su Ph es muy diferente al nuestro). Sí, existen y son indispensables para zonas tan delicadas como su trufa, la piel que rodea los ojos, las orejas y la comisura de los labios. Consulta este tema con tu veterinario.

4.- Para perros que estén acostumbrados a ser vestidos, una gorra o unas gafas de sol podrán protegerle también de los rayos solares pero, atención, porque si no está acostumbrado es mejor no ponerle nada ya que el estrés que podemos provocarle es también perjudicial.

5.- Si eres de los que llevas a tu perro a la playa, llévalo también en horas de poco sol. Sin darte cuenta, tu perro podría estar expuesto al sol demasiado tiempo, con consecuencias importantes para su salud.

 

Protege-a-tu-perro-del-sol-en-verano-su-salud-lo-agradecera-3

 

Los rayos del sol, al igual que pasa con las personas, pueden afectar a tu perro más de lo que puedas imaginar: desde dermatitis y afecciones de la piel a quemaduras, inflamaciones, infecciones e incluso cáncer de piel.

Sin duda, la prevención es nuestro mejor aliado contra las consecuencias negativas que la exposición solar puede tener para la salud del perro.

 

¡Feliz verano!

 

Imágenes de Sal, Chris Goldberg, Ana Fuentes y Simon Ingran.

 


El Blog de Uma

Uma, perrita experta ladrona de calcetines, nos cuenta lo que aprende cada día.

Web: http://www.elblogdeuma.com

 

* Este campo es obligatorio
Sin comentarios

Publicar un comentario