¿Cuándo y por qué esterilizar a mi perro o gato? Desmontando mitos

Cuándo y por qué esterilizar a mi perro o gato: Desmontando mitos

Nos cuesta decidir si castrar o no a nuestros animales. Pero, en ocasiones, es necesario hacerlo. Estos consejos pueden ayudarte a elegir la opción correcta.

 

Los que nos seguís por redes ya habréis visto que recientemente esterilizamos a Berni. Ha sido un proceso largo y cansado pero ya está totalmente recuperado.  Aprovechando esto, vamos a comentar algunas preguntas frecuentes que surgen al tomar la decisión de castrar a nuestros compañeros peludos.

 

¿Por qué esterilizar/castrar a mi perro o gato?

La respuesta varía dependiendo el caso.

En hembras (perras y gatas) la esterilización está recomendada por varios motivos.

Uno de los más importantes es reducir drásticamente el riesgo de aparición de cáncer de mama. Para ello es recomendable realizar la esterilización antes del primer celo.

Al extirpar los órganos reproductores evitamos también enfermedades asociadas, como quistes ováricos o infecciones de útero.

Sobre todo en el caso de las gatas, la esterilización contribuye a eliminar el gran estrés que para ellas (y su familia humana en muchas ocasiones) supone el periodo de celo.

Hacemos mención, claro está, a evitar camadas no deseadas. Aunque este motivo en perras y gatas caseras y controladas es improbable.

En machos,  particularmente tengo una opinión más flexible: Así como en hembras recomiendo, sin duda, la castración, en el caso de los machos recomiendo la castración por motivos de salud o problemas de comportamiento.

Los machos criptórquidos (Berni, por ejemplo) tienen riesgo de desarrollar un tumor testicular como consecuencia del no descendimiento de uno o ambos testículos. En estos casos la castración es altamente recomendable.

La esterilización es también beneficiosa cuando nuestro perro o gato muestra una excesiva agresividad en épocas de celo (marcajes, ansiedad, deseo sexual…), aunque no se ha demostrado que ante la agresividad tenga una efectividad completa y real.

También, como en las hembras, un fin de la castración pudiera ser el de evitar embarazos pero, como ellas, en perros y gatos caseros sin contacto con hembras no podemos considerarlo un motivo real.

 

¿Cuándo castrar a mi perro o gato?

En machos que gozan de una buena salud es prácticamente indiferente la edad. Pero en machos criptórquidos, cuanto antes se realice, mejor. Al incrementar su edad también lo hace la probabilidad de desarrollar un tumor.

En hembras, antes del primer celo o, a lo sumo, después del segundo. A partir del tercero, las probabilidades de reducir el cáncer  no varían por la esterilización.

Hay que considerar, además, que los jóvenes se recuperan mejor de las cirugías, al igual que ocurre con los humanos.

 

Cuándo y por qué esterilizar a mi perro o gato: Desmontando mitos

 

Desmontando algunos mitos

Todos hemos escuchado mil y una cosas acerca de las consecuencias que pueda tener la castración de nuestro perro o gato, pero muchas de ellas, a pesar de mantenerse en el tiempo y considerarse, incluso, verdades como puños, en absoluto hacen honor a la verdad.

 

-“Va a engordar”

No tiene por qué hacerlo si cuidamos su dieta (quizás haya que adaptarla o modificarla) y ejercicio.

 

-“Va a dejar de ser él/ella”

El carácter de nuestro perro o gato seguirá siendo el mismo. A lo sumo, observaremos la reducción de algún comportamiento directamente asociado a sus hormonas.

 

-“Deja de ser un macho”

El sexo está determinado por los cromosomas (XX o XY). Un perro es macho con testículos o sin ellos, al igual que una perra es hembra.

 

-“Necesita tener una camada antes”, “la cruzo una vez y ya está”

Uno de los mitos más grandes. Tanto hembras como machos, está claro que especialmente ellas, sufren un gran aumento de hormonas durante la monta y el embarazo.

Además, para algunas razas, el embarazo y el parto suponen un peligro real, tanto para la madre como para los cachorros.

 

-“Necesita tener pareja”

Ese tipo de creencia es una convención cultural humana. Ellos no necesitan relaciones de ese tipo, es más, un macho es indiferente a que una hembra sea su hija o su madre. El único fin que tienen sus hormonas y el deseo sexual es la reproducción y la continuación de la especie.

 

-“Pobre, no va a saber lo que se siente cuando…”

La misma respuesta que antes. Para ellos, el sexo es reproducción. Se guían por hormonas y por impulsos biológicos. No les gusta un perro por su físico ni por su carácter, tan solo quieren continuar la especie.

 

Espero que estas aclaraciones puedan ayudarte en la decisión de si esterilizar o no a tu perro o gato. Te aconsejo, una vez más, consultar a tu veterinario si no tienes las ideas muy claras. Él sabrá orientarte y ayudarte a decidir si castrar o no a tu animal.

 

Imágenes de half alive y Jonh Donges.

 

Cuatro Huellas
Cuatro Huellas

El blog de Irene, Berni y Blu (humana, perro y agapornis). Muy concienciados con el respeto y el amor a los animales.

Web: https://cuatrohuellasblog.com/

 

* Este campo es obligatorio
Sin comentarios

Publicar un comentario