Qoobo: la mascota antiestrés con cola y sin cabeza

Qoobo: la mascota antiestrés con cola y sin cabeza

Este robot japonés, que ronronea, vibra y mueve la cola, pretende ser el terapeuta ideal para aquellos que no pueden tener un animal en casa.

 

Durante años, numerosos estudios han concluido que tener un animal en nuestra familia es un verdadero tesoro: nos ayudan a reducir el estrés y la ansiedad, mejoran nuestras habilidades sociales, ayudan a controlar nuestra tensión y niveles de colesterol, favorecen el desarrollo de los niños…

Pero ¿estos mismos beneficios nos los puede ofrecer un robot?

 

Qoobo-la-mascota-antiestres-con-cola-y-sin-cabeza-2

 

Shunsuke Aoki, CEO de Yukai Engineering, defiende que Qoobo, además de gustar a los amantes de las mascotas, puede ser un gran aliado para vencer el estrés y la ansiedad.

El robot-mascota, que se carga mediante USB y su batería tiene autonomía para 8 horas, se asemeja por su aspecto a un gato, pero sin cabeza ni patas. Es capaz de ronronear y vibrar y responde a las caricias con movimientos de su cola.

 

Qoobo-la-mascota-antiestres-con-cola-y-sin-cabeza-3

 

La idea de su creación surgió de un trabajador de la empresa que, tras mudarse a un nuevo edificio donde no se permitían mascotas, tuvo que dejar a su gato en casa de sus padres y decidió trabajar en este robot peludo con el fin de ofrecerlo a aquellos amantes de los animales que, por circunstancias, no puedan cuidar de una mascota.

A su favor tiene que no necesita de especiales cuidados: no se alimenta más que de luz cuando se queda sin batería, no necesita que se le saque a hacer sus necesidades ni a disfrutar del paseo… pero ¿Conseguirá este robot con aspecto de cojín hacerse un lugar en los hogares?

Sin duda, nunca podrá suplantar a nuestros queridos animales (y la empresa creadora tampoco lo pretende, conforme afirman) y la relación tan especial y beneficiosa que mantenemos con ellos, aunque sí pueda ser una alternativa para todos aquellos que, encaprichados por tener un animal en casa, no estén dispuestos a responsabilizarse de sus cuidados para darle una vida feliz. ¡Es preferible un Qoobo a un futuro abandono! ¿No es verdad?

 

Imágenes de Qoobo.

Fuente: El Periódico.

 

* Este campo es obligatorio
Sin comentarios

Publicar un comentario

Suscríbete a nuestro Boletín
¡Recibe una vez al mes los mejores contenidos!
Respetamos tu privacidad. Tus datos estarán a salvo y nunca serán compartidos.
Don't miss out. Subscribe today.
×
×
WordPress Popup Plugin