Leyenda Cherokee: El perro y la Vía Láctea

Leyenda cherokee: El perro y la Vía Láctea

31 de enero de 2018

Eclipse lunar, superluna y luna llena coincidirán. Un fenómeno nada habitual que hace de este 31 de enero un día mágico. Tanto como esta leyenda Cherokee.

 

Ya estamos a finales de enero y hoy día 31 va a ocurrir un fenómeno que no sucedía desde aproximadamente 1982: la coincidencia de un eclipse lunar, una superluna y una luna llena que podrá verse en algunas partes del mundo.

Como muchos miraréis al cielo esta noche a ver si veis algo distinto, os quiero traer, a colación, una leyenda Cherokee que se remonta millones de años atrás.

 

Leyenda cherokee: El perro y la Vía Láctea

 

Los Cherokees son un pueblo nativo americano pertenecientes al área sur de los bosques de Norte América y cuyo nombre significa “aquellos que viven en las montañas o en las cuevas”.

Cuando  el planeta Tierra era muy joven y había pocas estrellas en el cielo, los pueblos dependían del maíz para comer y se veía todo con los ojos del alma, capacidad que hemos perdido con los siglos.

El maíz era el sustento principal de la población e incluso tenían una gran ceremonia en honor a este alimento.  Este cereal seco se convertía en harina, que era almacenada en grandes cestas durante el invierno para poder fabricar pan y papilla.

Una mañana, un matrimonio de ancianos fue a buscar harina de maíz para hacer el desayuno bien temprano, pero para su sorpresa, al llegar a las cestas observaron que algo o alguien había estado por la noche hurgando en sus pertenencias.

Era extraño, pues en todo el poblado se gozaba de un buen ambiente vecinal y los ladrones no abundaban por los alrededores.
Cerca de los graneros encontraron granos dispersos por el suelo y unas gigantescas pisadas de perro; la noticia corrió como la pólvora.

Los vecinos, alertados por esta misteriosa aparición, preguntaron al chamán de la tribu por el origen de la misma, indicándoles este que se trataba de un espíritu de otro mundo encarnado en un gran can.

 

Leyenda-cherokee-el-perro-y-la-via-lactea-2

 

El espíritu guerrero Cherokee despertó a toda la tribu jurando que lucharían para que tan monstruoso animal desapareciera, pues no lo querían en el poblado.
Esa misma noche la tribu se reunió alrededor de sus tambores y caparazones de tortuga invocando a los espíritus benefactores para posteriormente esconderse detrás de los graneros a esperar.

Bien entrada la noche escucharon el zumbido de unos sonidos similares al canto de los pájaros para seguidamente ver cómo descendía la sombra de un enorme perro desde los cielos y aterrizaba al lado de las cestas de maíz para dar grandes bocados a los granos de oro.

Los guerreros saltaron de inmediato sobre la grupa del animal sacudiéndole fuertemente y descargando golpes como truenos sobre él. El can, dándose la vuelta asustado, comenzó a correr hasta llegar a lo alto de una colina y saltar hacia el cielo perdiéndose en la espesa noche.

Mientras corría, granos de maíz iban deslizándose de su feroz boca hacia el firmamento dejando un rastro, un camino sobre el cielo. Cada granito de maíz estalló convirtiéndose en una brillante estrella.

Los Cherokees llamaron a este patrón de estrellas “el camino por donde corrió el perro” y así es como nació la Vía Láctea.

 

No me quiero dejar atrás, aunque estemos ya a finales de enero, desearos lo mejor a todos para éste año.

 

Imágenes de W31155Y, Miguel González Page y Caroline.

 

Perros con Historia
Perros con Historia

Un blog sobre historias de perros y perros en la historia, cultura y agenda muy perruna

Web: https://perrosconhistoria.com/

 

* Este campo es obligatorio
Sin comentarios

Publicar un comentario

Suscríbete a nuestro Boletín
¡Recibe una vez al mes los mejores contenidos!
Respetamos tu privacidad. Tus datos estarán a salvo y nunca serán compartidos.
Don't miss out. Subscribe today.
×
×
WordPress Popup Plugin