Fray Bigotón: de perro callejero a monje franciscano

Fray Bigotón: de perro callejero a monje franciscano

Este perro schnauzer adoptado por monjes franciscanos en Bolivia se ha convertido en redes sociales en ejemplo para fomentar la ayuda a perros sin hogar.

 

Carmelo era un perro abandonado con un destino incierto. Deambulaba por las calles de Cochabamba (Bolivia) sin rumbo hasta que fue rescatado por la protectora “Proyecto Narices Frías”.

Pero lo que nunca imaginó Carmelo es que los monjes franciscanos se fijarían en él y cambiarían su vida.

 

fray-bigoton-de-perro-callejero-a-monje-franciscano-1

 

Estos monjes (cuyo fundador es San Francisco de Asís, patrón de los animales) decidieron adoptarlo y llevarlo con ellos al monasterio, donde ahora es más conocido como “Fray Bigotón”.

Se ha convertido en un miembro más de la orden y su vida es muy distinta: “Se resume en jugar y correr” “Aquí todos los hermanos le queremos mucho. Es una criatura de Dios” afirma el Hno. Jorge Fernández.

 

Fray Bigotón: de perro callejero a monje franciscano

 

Fray Bigotón saltó a las redes sociales cuando Kasper Mariusz Caprón compartió en Facebook una fotografía suya vestido con el hábito franciscano añadiendo: “ Aquí está el Hno. Carmelo predicando a los peces”.

 

Fray Bigotón: de perro callejero a monje franciscano

 

Tal ha sido su repercusión que este monje perruno se ha convertido en ejemplo y abanderado de la adopción animal y el Proyecto Narices Frías confía sirva de precedente para que otros monasterios e iglesias abran sus puertas a animales necesitados.

 

¿Te ha gustado la historia de Fray Bigotón? ¿Te parece una buena iniciativa para fomentar la adopción de animales abandonados?

 

Fuente e imágenes: europapress.es

 

* Este campo es obligatorio
Sin comentarios

Publicar un comentario

Suscríbete a nuestro Boletín
¡Recibe una vez al mes los mejores contenidos!
Respetamos tu privacidad. Tus datos estarán a salvo y nunca serán compartidos.
Don't miss out. Subscribe today.
×
×
WordPress Popup Plugin